post

Entrevista a Angel Rodrigo Carela miembro del Team Atletismo Alcaine

Al margen de cualquier afán competitivo, la Carrera del Río Martín de Alcaine se caracteriza por el carácter festivo que ponen todos aquellos participantes populares que tienen como objetivo finalizar los 12,1 km de la prueba. Un sentimiento muy especial ponen los atletas locales que corren con el orgullo propio se participar en su pueblo más allá del puesto en el que finalicen en la clasificación.

Para muchos participantes supone mucho esfuerzo terminar la carrera, un buen ejemplo de ello es Ángel Rodrigo que ya lleva tres ediciones consecutivas participando y viniendo desde Barcelona de propio para participar. Ángel representa el esfuerzo de esos participantes locales que corren por el sentir de ser de Alcaine y ser partícipe de una actividad o evento realizada en su pueblo.

Por ello en estos primeros artículos de la web nuestros atletas locales deben ser justos protagonistas, esperamos que todos los locales que han participado alguna vez se sientan identificados con sus palabras.

Ángel, tu eres uno de los rostros habituales de Alcaine y sabemos que te gustaría ir más ¿Qué significa para tí Alcaine?

Yo nací en Barcelona, en el barrio de Sant Antoni, allí hace 30 años los niños jugábamos más que ahora por la calle, pero tampoco bajábamos mucho, demasiado tráfico y demasiado deshumanizado, a los 5 años, como era lo normal, iba por la calle siempre de la mano de mi madre.

En Alcaine con 5 años mi abuela me daba de desayunar jamón de Teruel, abría la puerta de casa y me decía, a la 13:30 comemos, se abría para mí un mundo desconocido y apasionante donde podía volar sólo. Me convertía en un Carela más, nieto de la Casimira y el “”pequeño”” de la Miguela ( hasta entonces conocida por Fina, mi madre), iba a comprar el pan y flashes por 5 pesetas a la tienda, bajaba al río con la Peceta, competía por ser monaguillo, cogía caracoles, pescaba barbos, culebras, ranas y me metía en todas las cuevas que encontraba, por la noche Harabi-Haraba y cuando se apagaban las luces de la plaza a las 00:00 de la noche a casa, el cambio era impresionante… los veranos en Alcaine cuando era un crío me han marcado de por vida de una forma muy positiva.

Su gente una maravilla, siempre he sentido que Alcaine está llena de gente muy especial, me siento afortunado por poder vivir Alcaine en primera persona y compartir este orgullo y sentimiento con el resto de Alcaineses.

Y, ¿Su Carrera?

¡Vaya! me entran sudores sólo al pensarlo… (risas) la carrera es una oportunidad más de compartir unos días y un tiempo con mi gente y con mi pueblo. La atmósfera que se crea es especial, un evento que va adquiriendo solera con el paso de los años. Para mí es una fecha señaladísima del calendario. Se nota que la organización y los voluntarios ponen mucho esfuerzo y cariño en prepararlo todo, toda esa energía llega a todos los que nos implicamos de alguna manera en el evento y hacen que al año siguiente sea una prioridad volver.

Eres una persona que ha realizado deporte a lo largo de tu vida ,con un perfil claramente “futbolero”, sin embargo ya llevas tres ediciones participando en el duro perfil de nuestra carrera, ¿Por qué?.

Hace ya algunos años que corro entre 2 y 3 carreras de 10 km al año, normalmente las carreras de San Antonio y el Corte Inglés (ambas en Barcelona) y en contadas ocasiones he corrido también las de la Mercè y la de los bomberos. Las corro para mejorar mi forma física y así complementar los entrenos del fútbol. La carrera de Alcaine es diferente, el recorrido es mucho más duro, y la satisfacción al participar es mucho mayor, somos pocos participantes locales, aunque llevemos una progresión ascendente, eso te hace sentir un poquito especial ese día, es un gran esfuerzo físico el que realizo y al que no estoy acostumbrado pero tengo claro que al final del fin de semana la Carrera de Alcaine me ha dado mucho más de lo que le he dado yo a ella, he tenido esa sensación cada año, entonces, ¿Cómo no volver a participar?

Vienes de propio cada año a correr a tu pueblo desde Barcelona,e incluso has venido con amigos, ¿Qué le dirías a todos locales que están dudosos en participar?

Me gustaría ir mucho más a Alcaine pero desde Barcelona es complicado, son más de 700 km entre la ida y la vuelta, dinero y tiempo, pero bueno también me fijo entre 2 y 3 veces al año venir al pueblo unos días, desde que participo en la Carrera de Alcaine tengo una visita asegurada a principios de Marzo.

En la última edición se lo propuse a un par de compañeros del equipo de fútbol, Aitor y Turu, que junto a sus parejas y niñ@s se apuntaron sin dudarlo, les encantó, Alcaine engancha de día y de noche, en fiestas y durante cualquiera de sus eventos.

Que nadie lo dude ni un momento, participar en la Carrera sienta genial, simplemente hay que querer hacerlo, la compensación es inmejorable, si una persona es capaz de estar una hora y 30 minutos corriendo aunque sea muy despacito, es capaz de finalizarla, es mejor arrepentirse de lo que se hace que de lo que no se hace, las agujetas en 3 ó 4 días se han ido, la sensación positiva te dura ¡UN AÑO!

Los atletas locales corréis en casa en la carrera , esto ¿Debería de dar alas verdad?

Hombre….mira, yo en la primera edición llevaba 1 mes sin hacer nada de deporte, estaba de reposo por que me habían operado de la vista, nada serio, pero el sudor no podía tocar mis ojos y me aconsejaron no hacer deporte durante un tiempo hasta que estuviese la mini herida muy bien cicatrizada, con esto quiero decir que estaba especialmente desentrenado… creo que empecé a sufrir en el kilómetro 3,5 , quedaban 8,5… ahora, cuando llegué a la cuesta de San Ramón por primera vez… sientes todo el ánimo y el cariño de la gente, familia, mi pareja Simona, subí jodido, sonriendo y corriendo pero mi cara estaba desencajada, cuando a la altura de la fuente me crucé con mi padre, él me propuso la retirada… jaja ( estaba preocupado) y al cabo de otros pocos kilómetros, a la altura de los garajes me crucé con el coche que iba indicando a los líderes de la carrera en el que estaba Carlos Gorgas (organizador de la carrera y amigo mío) y me preguntó chillando: ¿Acabarás o qué? Entonces pensé en que lo peor ya estaba superado y que quería que la misma gente que me había ayudado a subir por San Ramón me viera cruzar la línea de meta…definitivamente dan alas!!

Tu cara de satisfacción al entrar en la meta cada año refleja muchas cosas ¿Verdad?

Refleja a un hombre destrozado…(risas). La llegada está planteada de tal forma que los asistentes tienen tiempo de reconocerte y de aplaudirte en esos últimos metros, son unos segundos efímeros en el que ves un montón de sonrisas, aplausos y recoges mucho cariño, eso es lo que te llevas, el momento más álgido de un fin de semana mágico. Otra meta conseguida y otro año que has pasado bien acompañado.

¿Con qué edición te quedas de las tres que has participado?

Muy difícil, la primera fue la más sacrificada, sufrí muchísimo y por eso le tengo un cariño especial, en la segunda corrí la mayor parte del tiempo acompañado y fue en la que mejor me sentí físicamente y pude administrar mejor mis fuerzas, en la tercera, con la nieve en las montañas, barro, frío, la gran participación tanto de corredores locales como en general, todo fue un poco más épico … me resulta difícil decidir… pero creo que me quedo con la primera.

¿Y la de 2012? con la compañía de tu primo Valentín Carela , imaginamos que sería especial ……

Sonrío al recordar esa carrera junto a mi primo, era uno de los que dudaba un poco el día anterior, finalmente se decidió y sé de buena tinta que le encantó, yo le decía siempre: “” verás que bueno cuando lleguemos a San Ramón!!”” los dos sufriendo a unos centímetros el uno del otro y recogiendo el cariño de Alcaine, llegamos juntos hasta Benicozar y entramos a menos de 1 minuto de diferencia, sé que contribuí de alguna manera en que el corriera ese día, si no hubiese sido por la lesión en la rodilla seguro que habría vuelto a participar en el 2013, tengo la ilusión de volver a repetirla con él algun año, y con sus hermanos Raúl y David, sería un placer correrla con ellos también.

Aunque corres con evidente ánimo participativo, sabemos que te haría mucha ilusión pisar el pódium en la clasificación local, ¿Lo ves posible algun año?

¡Pues claro! en la segunda edición quede 4º y en la última edición quedé 5ª pero como hemos comentado había nuevos jóvenes locales inscritos, hay que ir mejorando, poco a poco mejoro en tiempo y en condiciones, supongo que en cuanto deje el fútbol podré entrenar más este tipo de carreras y dar el salto definitivo hacia el pódium, a medio largo plazo lo tengo entre ceja y ceja y lo conseguiré.

Por ultimo Ángel, te damos la oportunidad para decir lo que creas conveniente a tu gente de Alcaine ………

Animo a todo el mundo a participar en los eventos que tanto la comisión de fiestas correspondiente como la iniciativa privada como es el caso de esta carrera organizan de vez en cuando en el pueblo, tenemos la suerte de estar vinculados a Alcaine y hay que aprovecharlo, la participación e implicación son indispensables para que la gente que tiene iniciativa siga organizando eventos.

Mando un besazo y un abrazo a todos los vecinos de Alcaine y les emplazo a la línea de salida el próximo Marzo.